El martes 16 de abril se celebró en Estrasburgo el último pleno del Parlamento Europeo de esta legislatura en el que se habló, entre otras cosas, de la reunión extraordinaria del Consejo Europeo sobre el artículo 50 del Tratado de la Unión Europea.

La mayoría de los europarlamentarios aplaudieron la decisión del pasado 10 de abril de ampliar hasta el 31 de octubre el periodo para que el Reino Unido apruebe el Acuerdo de Retirada para así evitar que se produzca una retirada caótica. Esta ampliación debe ser aprovechada por el Reino Unido y en ningún caso debe considerarse una muestra más de incertidumbre que pueda dañar la imagen de la UE y de sus próximas elecciones al Parlamento.

El Presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, encomió la decisión de que se ampliara este periodo más de lo que solicitó Theresa May. Manifestó que esta prórroga trae consigo tres grandes ventajas: por un lado esto garantiza que todas las opciones continúen estando sobre la mesa, incluida la opción de que no se llegue  a realizar la retirada, por la cual Tusk sigue abogando. Otra ventaja es que con esta prórroga el Reino Unido puede centrarse en otras prioridades que pueda tener. Finalmente esta decisión facilita que se pueda llegar a aceptar el Acuerdo. Además afirma que, aunque las negociaciones sobre el Brexit se hayan alargado mucho, esto no significa que haya que resolverlas apresuradamente sino que deben gestionarse meticulosamente en el tiempo que sea necesario.

Esta prórroga suscita que el Reino Unido tenga que participar en las elecciones al Parlamento convirtiendo a los diputados británicos en miembros de pleno derecho. Tusk declaró su oposición a la propuesta de tratar al Reino Unido como un país de segunda categoría para que los restantes 27 estados miembros puedan trabajar sobre cuestiones futuras sin contar con él. Es importante señalar que si los británicos no participan en dichas elecciones su retirada se producirá el 1 de junio de este año.

El Presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, se mostró también favorable a esta prórroga y manifestó que se dio el tiempo necesario para que el Reino Unido pueda llegar a una decisión concreta y sin que esto obstaculice la gestión de otros temas de igual importancia. Además afirmó que la Comisión trabajará conjuntamente con el Parlamento en la implantación del acuerdo si finalmente se llega a aprobar.

© Fundación Galicia Europa

ContactoAviso Legal