• Los dirigentes locales y regionales europeos manifestaron su alivio tras la firma del acuerdo entre la UE y el Reino Unido, pero afirmaron que entraña grandes perdidas, incertidumbres y desafíos para las regiones y ciudades
• Durante la reunión celebrada el 11 de enero, los políticos locales y regionales de la UE y Reino Unida pusieron de manifiesto su deseo de forjar nuevos lazos tras la conclusión de un acuerdo que puso fin a la mayoría de los programas interregionales y que no prevé ningún papel para las regiones en su evolución ni en la supervisión de su aplicación

© European Committee of the Regions

© European Committee of the Regions

Bruselas, 25 de enero de 2021. En la reunión del Grupo de Contacto entre el Comité de las Regiones (CdR) y el Reino Unido celebrada el 11 de enero, los representantes debatieron sobre la acumulación de mercancías en las aduanas, la COVID-19 y la incertidumbre de las empresas así como la protección de datos, las repercusiones en las comunidades pesqueras de la UE y la reducción de las normas ambientales en el Reino Unido.

El presidente de la Bretaña francesa, Loïg Chesnais-Girard, y también del Grupo de Contacto CdR-Reino Unido, alertó de que esta nueva relación pone en riesgo los lazos que existían entre los entes locales y regionales de ambas partes. Además, teme que las revisiones quincenales de las cuotas pesqueras creen un ambiente de incertidumbre y que el acuerdo no ofrezca salvaguardas o perspectivas de cooperación efectiva entre las regiones de la UE y el Reino Unido, por lo que el Grupo de Contacto debe trabajar para asegurar que se desarrollen nuevos, profundos y efectivos lazos. Para eso, el presidente del Grupo de Contacto CdR-Reino Unido aseguró que pedirá garantías a Michel Barnier y al Parlamento Europeo de que las conversaciones en curso servirán para desarrollar la dimensión regional de la relación.

Asimismo, la vicepresidenta del Parlamento de la ciudad de Bremen, Antje Grotheer, expresó su preocupación por el hecho de que no exista nada en el acuerdo en relación con la dimensión territorial de la futura relación entre las partes, y subrayó la necesidad de que el CdR cuente con un reconocimiento formal como órgano de cooperación a nivel territorial entre la UE y el Reino Unido o bien que se cree un órgano específico para los entes locales y regionales.

La diputada del Parlamento Europeo miembro del grupo directivo del PE sobre el Brexit, Danuta Hübner, instó a los gobiernos locales y regionales a que ayudaran a las empresas locales a comprender los obstáculos al comercio que figuran en el texto del acuerdo de comercio y cooperación. Igualmente, Gwendoline Delbos-Corfield, miembro del Grupo de Coordinación PE-Reino Unido, afirmó que el intercambio y la protección de los datos personales será motivo de preocupación para el PE durante el tiempo que va a examinar el acuerdo de cara a su aprobación. Los eurodiputados apuntaron que este tiempo podría prolongarse hasta abril.

Ante esta situación, los políticos locales y regionales expusieron una serie de cuestiones que podrían surgir como dificultades cuando el acuerdo sea evaluado por el Parlamento Europeo. Por un lado, el holandés Michiel Rijsberman lamentó las concesiones de la UE en materia de pesca, que restringirían el acceso de los pescadores a las aguas británicas y exacerbarían una desigualdad preexistente en las cuotas a favor de los pescadores británicos. Por otro lado, la irlandesa Una Power advirtió que la reciente decisión del gobierno del Reino Unido de autorizar un plaguicida prohibido en la UE podría tener un gran impacto climático.

Asimismo, Fabian Zuleeg, director del Centro de Política Europea, expresó su pesimismo sobre programas como Erasmus y cuestionó la posibilidad de que el Reino Unido participe en el programa científico Horizonte Europa. Estas dos materias estaban identificadas en el acuerdo por los dirigentes regionales y municipales tanto de la UE cómo del Reino Unido, junto con el reconocimiento de las calificaciones profesionales, entre las principales pérdidas para los ciudadanos. Otra pérdida debatida fue la retirada del Reino Unido de todos los programas de cooperación regional Interreg, con la excepción del programa PEACE de cooperación transfronteriza entre Irlanda e Irlanda del Norte. En este sentido, el miembro del ayuntamiento de la ciudad de Cork, Kieran McCarthy, recomendó que la UE creara una estrategia macroregional para el Mar del Norte a la que se inviten a las regiones del Reino Unido y que los políticos británicos impulsen el mantenimiento de la legislación que permita la creación de agrupaciones europeas de cooperación territorial (AECT) en las que participen las regiones del Reino Unido.

Más información: Comité das Rexións

© Fundación Galicia Europa

ContactoAviso Legal