Madrid, 12 de marzo de 2018. 

Resumen: La decisión vía referéndum del pueblo británico de abandonar el proyecto comunitario tiene sin duda consecuencias no sólo para el Reino Unido, sino también para los restantes 27 Estados miembros de la UE, y muy particularmente para España. El alcance final de dichas consecuencias dependerá mucho de la forma en que se produzca finalmente la salida y de cómo se articule la nueva relación entre las partes. España, como el resto de actores implicados, tiene posiciones y problemas específicos; algunos de ellos ya se han atendido y otros habrán de atenderse a lo largo de la ya citada negociación. En las próximas páginas se analizan las distintas aristas de este complejo proceso sin perder de vista un contexto europeo liderado por el negociador de la Comisión, Michel Barnier, a quien España, como el resto de Estados miembros, ha dado plenos poderes para negociar en su nombre. Tras explicar la lógica de la secuencia de la negociación, se expone el principio de acuerdo de divorcio alcanzado y sus implicaciones desde una perspectiva española. A continuación, se detalla qué tipo de relación futura interesa más a España y cuáles son los principales riesgos del proceso para nuestros intereses, cubriendo tanto los aspectos económicos como los interpersonales. Seguidamente, se explora el tema de Gibraltar, donde se plantea una posible forma de redefinir el estatus del Peñón aprovechando la coyuntura del Brexit. Por último, se desgrana una posible cooperación en los ámbitos de defensa, seguridad y promoción de los valores europeos, para cerrar finalmente el documento con unas breves conclusiones cuyo objetivo es subrayar la importancia de las negociaciones en curso.

Enlace al informe completo. 

© Fundación Galicia Europa

ContactoAviso Legal