• Feijóo lamenta que la Comunidad aún no recibiera información oficial por parte del Estado sobre el acuerdo, así como que se confirmaran los temores de que la pesca fuera entregada como moneda de cambio en la negociación
  • La Xunta está en contacto permanente con el sector y trabaja de forma intensa en el análisis del texto final con el objetivo de determinar el impacto que puede tener en el conjunto del sector marítimo-pesquero gallego
  • El titular del Ejecutivo gallego recuerda que a la pérdida de posibilidades de pesca actual se suma la incertidumbre de lo que ocurrirá a partir de 2026, cuando la UE no tendrá una posición de fuerza para negociar al haber entregado ya al Reino Unido el acceso de los productos pesqueros británicos al mercado comunitario

Bruselas, 6 de enero de 2021. El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, remitió hoy una carta al presidente del Gobierno central, Pedro Sánchez, en la que le traslada la preocupación de Galicia por la incidencia que el acuerdo sobre el brexit entre la Unión Europea y el Reino Unido tiene en el sector pesquero gallego y que supone un nuevo recorte de la actividad de la flota en aguas de Gran Sol. Ante la incertidumbre existente, y dado el peso de la comunidad en el conjunto de la actividad marítimo-pesquería estatal, el titular del Ejecutivo autonómico le solicita al Gobierno central que Galicia tenga presencia directa en la representación de España en las futuras negociaciones de TAC y cuotas tanto en el seno de la UE como con el Reino Unido con el objetivo de que los intereses gallegos sean escuchados.

Feijóo le traslada en la misiva a Pedro Sánchez que la Comunidad está trabajando de forma intensa en el análisis del acuerdo y de sus derivadas y que el sector pesquero gallego y las familias que viven de él no pueden permitirse un nuevo impacto semejante al sufrido con la adhesión de España a la Comunidad Económica Europea en 1986. Por eso, se pone a su disposición y le ofrece su colaboración en la defensa de los intereses de la flota gallega y española.

No obstante, el titular del Ejecutivo gallego lamenta que Galicia aún no recibiera información de manera oficial sobre el acuerdo por parte del Estado e incide en que los datos conocidos hasta el momento dejan un panorama sombrío para la flota. Una situación, subraya, que viene a confirmar los malos presagios y la preocupación expresada por la Comunidad y por otras regiones costeras europeas desde hace meses en relación con la posibilidad de que la pesca fuera entregada como moneda de cambio en el acuerdo.

El presidente de la Xunta expone en su escrito que la reducción de cuotas como consecuencia de la cesión a Reino Unido incide sobre una base ya muy escasa de posibilidades de pesca derivada del tratado de adhesión de España a la UE así como del conocido como principio de estabilidad relativa, que permitieron mantener la actividad en aguas de Gran Sol a costa del sacrificio del 70% de la flota pesquera que Galicia tenía en esos caladeros en 1986.

Otras consecuencias

Además, incide Feijóo, el impacto del acuerdo no se limitará únicamente a la pérdida directa de posibilidades de captura por su entrega al Reino Unido. También afectará, muy probablemente, a la disposición de especies pelágicas en el Cantábrico, así como al margen de maniobra que suele tener España para la realización de intercambios de cuotas que contribuyan a mejorar el punto de partida anual de las posibilidades de pesca.

Otra de las repercusiones del acuerdo que cita el presidente de la Xunta en su carta es el hecho de que a partir de 2026 -cuando finaliza el período transitorio que comienza ahora- las partes tendrán que negociar de nuevo el acceso a las aguas de Reino Unido y la Unión Europea carecerá de su principal elemento de fuerza ante esa situación, la entrada al mercado comunitario de los productos pesqueros británicos. A esto se suma que la flota gallega competirá con la británica en desigualdad de condiciones pues los buques del Reino Unido no estarán sometidos a la Política Pesquera Común, muy exigente en términos ambientales.

Feijóo también advierte de que el impacto indirecto que España y Galicia sufrirán por el brexit tampoco está recogido de forma explícita en los objetivos y parámetros de ayuda incluidos en el Fondo de Ajuste del Brexit, por lo que cualquier impacto posterior tendría dificultades para ser compensado con este fondo.

Ante esta incidencia del acuerdo sobre el brexit en la actividad pesquera, la Xunta está en contacto permanente con el sector y va a seguir trabajando en la defensa de los intereses. Con ese objetivo, la Consellería del Mar ya encargó dos informes para evaluar su impacto tanto desde el punto de vista técnico-administrativo en la actividad extractiva y en la comercialización de los productos pesqueros como desde el punto de vista jurídico.

© Fundación Galicia Europa

ContactoAviso Legal