• La Comisión Europea publica una guía sobre el Brexit para que las empresas se preparen de cara a finalización del período transitorio.

Bruselas, 9 de noviembre de 2020. El Reino Unido dejó de ser Estado miembro de la Unión Europea el 31 de enero de 2020 pero se prevé un período transitorio hasta el 31 de diciembre de 2020. Durante el período transitorio, las normas y los procedimientos aduaneros y fiscales son los mismos que antes. Con todo, esto cambiará a partir de 1 de enero de 2021. Una vez finalizado el período transitorio, se producirán importantes cambios en materia de fiscalidad y aduanas para las empresas que trabajan con el Reino Unido.

El Brexit afectará a las empresas que vendan bienes o presten servicios al Reino Unido, compren bienes o reciban servicios del Reino Unido, transporte bienes a través del Reino Unido o utilicen materiales y bienes del Reino Unido para comerciar al amparo de regímenes preferentes con países socios de la UE.

En el caso de Irlanda del Norte, es posible que sean de aplicación disposiciones específicas referidas al impuesto sobre el valor añadido, los impuestos especiales y las aduanas. Las empresas que comercian con o a través de Irlanda del Norte tienen que ser conscientes de estas disposiciones y adoptar las medidas necesarias. Por tanto, estas empresas deben prepararse para cambios importantes ya que, una vez finalizado el período transitorio, tendrán que cumplir los mismos trámites aduaneros que se aplican a cualquier otro país no perteneciente a la UE.

Los cambios se refieren, especialmente, al ámbito fiscal y a las aduanas. Por ejemplo, las empresas deberán presentar declaraciones en aduana cuando importe, exporte o transporte bienes desde, la o a través de Reino Unido. También es posible que tengan que proporcionar datos de protección y seguridad. Las empresas necesitarán una licencia especial para importar o exportar determinados bienes (como residuos, determinados productos químicos peligrosos o OMG) y deberán realizar trámites adicionales para importar o exportar bienes sujetos a impuestos especiales (alcohol, tabaco o combustible). Normalmente, las empresas tendrán que liquidar el IVA en el país de la UE en el que importe las mercancías desde lo Reino Unido y estarán exentas del pagado del IVA en la UE respecto de cualquiera bien que exporte al Reino Unido, pero deberán cumplir las normas en materia de IVA aplicables a las importaciones en el Reino Unido. Por último, cuando las empresas realicen transacciones con el Reino Unido, deberán cumplir normas y procedimientos en materia de IVA diferentes de los aplicables a las transacciones dentro de la UE.

Implicaciones de las negociaciones actuales sobre un acuerdo comercial UE-Reino Unido

Los cambios mencionados serán necesarios mismo si la UE y el Reino Unido celebran un acuerdo de libre comercio ambicioso. Estos cambios podrían ser aun más importantes en caso de que no se alcance un acuerdo entre las partes al final del período transitorio. En este caso, además de los trámites anteriores, las empresas tendrán que pagar derechos de aduana sobre los bienes que se introduzcan en la UE desde el Reino Unido y podrían verse afectadas por cuotas para determinados bienes. Además, si utilizan algún material o proceso del Reino Unido, estos dejarán de ser considerados «originarios» en el marco de los actuales regímenes preferentes de la UE.

Cuanto antes se preparen las empresas, menor será el impacto después del período transitorio. He aquí algunas medidas prácticas que deben tenerse en cuenta:

En primer lugar, hablar con los socios comerciales, ya que el final del período transitorio podría afectar a la cadena de suministro, por lo que hay que ser consciente del que significa para los proveedores, intermediarios o transportistas.
En segundo lugar, ponerse en contacto con las autoridades locales y los centros de asesoramiento para obtener información completa y explicaciones sobre los preparativos que hay que llevar a cabo para cuando acabe el período transitorio.

En tercer lugar, consultar la página web de la Comisión, donde hay «comunicaciones preparatorias» detalladas sobre una amplia gama de temas destinadas a ayudar a las empresas para prepararse a hacer frente al impacto del Brexit.

Por último, actuar sin demora a fin de evitar dificultades para la empresa. Alguno de los procesos y procedimientos a llevar a cabo llevan tiempo, por lo que hace falta empezarlos el antes posible.
Para más información: Brexit, cómo prepararse para él final de él período transitorio

© Fundación Galicia Europa

ContactoAviso Legal