A lo largo de este documento se analizarán los efectos más relevantes de la salida de Reino Unido de la Unión Europea en el territorio gallego. Para ello, se han tenido en consideración los datos recogidos por dos informes de fuentes fiables como son El Análisis económico del grado de exposición de la economía de Galicia ante el Brexit del Consello Económico e Social (CES) de Galicia así como el Informe de la Comisión de Política Económica (ECON) del Comité Europeo de las Regiones titulado Evaluación de la exposición de las regiones y ciudades de la UE-27 a la retirada del Reino Unido de la Unión Europea.

Ambos estudios tratan, en mayor o menor medida, las consecuencias del impacto del Brexit en Galicia y de manera conjunta presentan las siguientes conclusiones:

En primer lugar, las comunidades autónomas españolas son parte de las regiones menos afectadas por el Brexit en términos de PIB local expuesto a la salida de Reino Unido de la UE. En España, se estima que el porcentaje del PIB local expuesto al Brexit fluctúa entre el 0% y el 2%, tratándose de valores muy bajos a en el contexto europeo. A nivel gallego, los datos disponibles muestran que Galicia es la tercera comunidad española con menores consecuencias económicas, ya que solo tendría expuesto el equivalente al 0,57% de su PIB local.

En segundo lugar, estos análisis demuestran que ni España, ni Galicia, se enfrentan a una gran exposición del empleo, ni de los ingresos comerciales como consecuencia del Brexit. De hecho, en Galicia los ingresos laborales expuestos al Brexit corresponden solamente a un valor situado entre 0% y el 2% de los ingresos laborales locales.

En tercer lugar, el informe del Comisión de Política Económica identifica que la salida de Reino Unido de la Unión Europea generará un impacto considerable en 6 sectores económicos clave para la UE-27, entre los que se encuentran los sectores de transporte y vehículos; maquinaria; electrónica; textiles y muebles; verduras, productos alimenticios y madera y la fabricación de productos químicos y plásticos.

En este sentido, el índice económico utilizado por el Comité Europeo de las Regiones posiciona a Galicia en el nivel 2 en una escala del 0 al 3, siendo el 3 el de mayor exposición al Brexit en términos de impacto regional. Esto se debe a que en la economía gallega predominan algunos de los sectores más afectados por el Brexit como es el caso del sector automovilístico, del sector textil y del sector alimenticio.

A este respecto, el CES determina que los sectores gallegos más expuestos al Brexit son el sector textil y la pesca, más específicamente, la exportación de ropa y la importación de pescado. No obstante, en lo referente al sector de la automoción, si bien la ciudad de Vigo cuenta con una importante industria automovilística, por lo general, Reino Unido no se encuentra entre los destinos preferentes de los coches fabricados en Vigo.

En cuarto lugar, al desglosar los datos en los distintos sectores de la economía, se manifiesta que el sector primario representa una alta exposición para las regiones del centro y del norte de España, incluida Galicia. Estos datos se ven reflejados en el siguiente mapa, en el que Galicia representa un riesgo moderado con un valor del 1-3 del índice de exposición regional Brexit correspondiente al sector de verduras, productos alimenticios y madera. Este índice estima que el Brexit tendrá un impacto en la industria pesquera gallega, pero este no será de los más significativos a nivel europeo.

En lo respectivo al sector primario gallego, las importaciones de pesca serían aquellas con mayor riesgo, pero en cierta medida limitado, dado que el volumen de compras al Reino Unido solo representa el 1,57% de las importaciones de Galicia. De ese volumen, el 28% corresponde a productos del mar, singularmente adquiridos por empresas radicadas en la provincia de Pontevedra.

Sin embargo, en este contexto, ambos estudios coinciden en que el riesgo no está tan vinculado con el acceso al recurso, sino con otras cuestiones como el posible cierre de la Zona Económica Exclusiva de Gran Bretaña y las Islas Malvinas como consecuencia negativa del Brexit. En especial, esta cuestión sumaría un riesgo considerable ya que, no sólo se debería renegociar un nuevo acuerdo para la flota de las islas Malvinas, sino que además al ser el sector pesquero uno de los principales motores de la economía local gallega, el impacto negativo sobre las importaciones de pesca podría extenderse al sector secundario (como la industria alimentaria) y al terciario (como el turismo o el comercio).

En lo referente al sector secundario, si bien a nivel europeo la exposición que sufren estas industrias es mayor que aquellas del sector primario, a nivel nacional, el sector secundario español no se encuentra entre los más expuestos a la salida de Reino Unido de la UE.

A nivel comunitario los sectores secundarios más afectados por el Brexit son el sector de la automoción, el sector textil y el sector de la maquinaria. A nivel gallego, el CES identificó que la industria gallega más afectada por la potencial salida de Reino Unido de la UE son las exportaciones del sector textil. En este escenario, la empresa gallega más expuesta, por una razón de tamaño, sería Inditex que cuenta con 103 tiendas en Reino Unido.

Como segunda industria más expuesta del sector secundario gallego aparece la automoción. El siguiente mapa también posiciona a Galicia con un riesgo moderado con un valor del 1-3 del índice de exposición regional Brexit en el sector automovilístico. Esto significa que el Brexit tendrá un impacto en la industria de la automoción gallega, pero no será de los más graves a nivel comunitario, por los motivos mencionados con anterioridad.

De hecho, el CES representa que la suma de los ingresos del sector de la automoción y del sector textil en Galicia representa tan solo el 4% de toda la actividad exportadora de Galicia al Reino Unido, por lo que inicialmente Galicia no se situaría entre las regiones europeas económicamente más perjudicadas por el Brexit.

En paralelo, el estudio gallego recoge que otros sectores secundarios también se verían expuestos, pero en menor medida, aunque todos ellos estarían condicionados por el establecimiento de nuevas condiciones, normas y controles para el intercambio de productos y servicios. En este contexto, el informe de CES determina que "el grado de exposición de Galicia en términos cuantitativos no es muy alto, pero en términos cualitativos se marca una cierta sensibilidad", esto hace referencia a que un eventual desencuentro total entre Reino Unido y la UE - conocida como teoría del precipicio- supondría un endurecimiento de las condiciones de exportaciones de los productos gallegos y la imposición de controles, homologaciones y trámites burocráticos más estrictos, frente a la libre circulación actual, con implicaciones tanto para bienes y alimentos de carácter agrario como para servicios financieros o comerciales. Este posible escenario generaría un riesgo adicional para la economía gallega ya que el mercado británico absorbe un 6,55% del total de las exportaciones de productos gallegos. 

En cuanto al sector terciario, el análisis de la Comisión de Política Económica considera que el impacto en España se podrá ver reflejado sobre todo en el turismo. No obstante, se estima que el impacto negativo del turismo afectará mayoritariamente a las regiones mediterráneas del territorio español, en especial en el caso de que los ciudadanos británicos perdieran su derecho a vivir en la UE o al menos el derecho a utilizar los servicios públicos (como el sistema sanitario). En este contexto, el sector turístico gallego no se vería tan perjudicado por la salida de Reino Unido de la UE, en comparación con otras regiones más turísticas de la geografía española.

En definitiva, ambos estudios reconocen que Galicia no es la región española ni comunitaria con mayor grado de exposición respecto a la retirada del Reino Unido de la Unión Europea. Además, gracias a la revisión de estos dos estudios, se puede concluir que, incluso en el peor de los escenarios posibles, el Brexit no producirá impactos extremadamente negativos en la comunidad gallega.

 

Próximos pasos

La UE-27 y Reino Unido se encuentran en este momento en la fase decisiva de las negociaciones del Brexit, por lo que el elevado grado de incertidumbre sobre el resultado de las negociaciones impide conocer con exactitud el impacto de las mismas en el territorio gallego.

Sin embargo, a nivel regional e interregional, es importante destacar que la diplomacia económica y la cooperación interregional y la evaluación comparativa pueden ayudar a minimizar los efectos negativos del Brexit. Por ello, el Comité Europeo de las Regiones recomienda que los entes locales y regionales, como el gobierno autonómico de la Xunta de Galicia, establezcan alianzas con otras regiones europeas que se enfrentan a desafíos similares en cuanto a la salida de Reino Unido de la UE con el objetivo de compartir información y unir recursos para evaluar cómo apoyar a sus actores económicos a nivel regional. Por ello, la participación gallega de esta semana tanto en la reunión de la Comisión de Coordinadores de CARUE como en la Comisión Arco Atlántico (CRPM) será fundamental para defender los interesases gallegos ante la repentina salida de Reino Unido de la UE.

© Fundación Galicia Europa

ContactoAviso Legal