• La novena ronda de negociaciones entre la Unión Europea y el Reino Unido tuvo lugar en Bruselas del 29 de septiembre hasta el 2 de octubre.
  • En ella hubo muchos avances y novedades positivas pero siguen existiendo serias divergencias en materias de vital importancia para ambas partes.
  • Las partes definieron las fechas 15 y 16 de octubre como plazo para llegar a un entendimiento y admitieron un prolongamiento de las negociaciones hasta noviembre debido al interés de ambas partes en llegar a un acuerdo.

Bruselas, 05 de octubre de 2020. Tras celebrar un debate construtivo y respetuoso sobre las 11 materias de negociación, la Unión Europea y el Reino Unido observaron:

  • Puntos de convergencia: la mayoría ya fueron registrados en rondas anteriores. Particularmente en aspectos como el comercio de bienes, servicios e inversiones, la cooperación civil y nuclear, y la participación en los programas de la UE.
  • Novedades positivas en algunas materias como son la seguridad de la aviación, la coordinación de la seguridad social y el respeto de los derechos fundamentales y libertades individuales, condición previa para una futura cooperación policial y judicial en materia penal.
  • Falta de progreso: En algunos temas importantes como la protección de datos personales, los compromisos sobre el cambio climático o la fijación de los precios del carbón. En lo relativo a la competencia justa, incluídas las ayudas de Estado, el Reino Unido declaró que sigue buscando un acuerdo que garanta su capacidad para establecer sus propias leyes dentro de los límites propios a un acuerdo de libre comercio.
  • Serias divergencias persistentes en materias de especial relevancia para la UE como es la pesca, donde David Frost admite ya en su declaración que “existe una brecha muy grande que corre riesgo de ser imposible de salvar”.

Ambos jefes de negociación están contentos con los avances logrados en materias como la aplicación de la ley o la estructura de asociación general. Si bien David Frost admite que existen ya unas líneas generales para un acuerdo, Michel Barnier recalca que cualquier acuerdo de asociación con el Reino Unido requiere:

  1. Garantías a largo plazo sólidas para una competencia abierta y justa: La nueva asociación económica debe basarse en reglas claras, que deben ser creíbles y operativas. Eso requiere unos mecanismos de aplicación eficaces, en particular en lo relativo a las ayudas estatales y un compromiso de no retroceder en materia de legislación social, fiscal, ambiental y climática. Esto es completamente compatible con la autonomía reglamentaria y la soberanía de ambas partes.
  2. Un marco de gobernanza eficiente, basado en un acuerdo amplio con sólidos mecanismos de aplicación y de solución de controversias, así como recursos eficaces. Esto es aún más importante tras la introducción por parte del Gobierno de Reino Unido del “proyecto de lei de Mercado Interior”, el cual incumple sus obligaciones respecto del Acuerdo de Retirada y el Protocolo de Irlanda/Irlanda del Norte
  3. Un acuerdo pesquero a largo plazo que sea estable y sostenible en el tiempo, este acuerdo debería permitir al Reino Unido seguir desarrollando sus oportunidades de pesca y garantizar, el uso sostenible de los recursos, así como la protección de las actividades de los pescadores europeos.

En palabras de Barnier, “para alcanzar un acuerdo, estas divergencias deben necesariamente ser superadas en las próximas semanas”. Por otro lado, el Reino Unido, aunque comprometido a trabajar duro y encontrar soluciones, se muestra preocupado dado el poco tiempo para resolver las cuestiones antes del Consejo Europeo del 15 de octubre.

Finalmente, el pasado 3 de octubre, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el primer ministro británico, Boris Johnson, hablaron sobre el estado actual de las negociaciones y la futura relación entre la UE y el Reino Unido. Ambos concordaron en la importancia de llegar a un acuerdo que estipule una base sólida para una relación estratégica entre ambas partes en el futuro y apoyaron el trabajo de ambos jefes negociadores. A pesar de los progresos de las últimas semanas, los mandatarios constataron que aún existen importantes lagunas en las esferas de la pesca, la igualdad de condiciones y la gobernanza, por lo que instaron a los negociadores principales a trabajar intensamente para tratar de superarlos y acordaron hablar de forma regular para abordar este tema.

Más información:

Declaración conjunta de la Presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y del Primer Ministro del Reino Unido, Boris Johnson

Declaración de Michel Barnier sobre la 9 ronda de negociaciones para una nueva asociación entre la UE y el Reino Unido

Declaración de David Frost sobre la 9 ronda de negociaciones.

 

© Fundación Galicia Europa

ContactoAviso Legal