• La creación de una Reserva de Ajuste al Brexit había sido acordada por los líderes europeos en julio y ahora la Comisión Europea acaba de publicar la propuesta de reglamento que la pondrá en marcha
• Días antes de esta propuesta, Galicia y otras regiones periféricas y marítimas emitieron una declaración en la que demandaban un instrumento flexible y con capacidad de llegar a las regiones.


Bruselas, 14 de enero de 2021. Al día siguiente del acuerdo entre Reino Unido y la Unión Europea sobre sus relaciones comerciales a partir de 2021, la Comisión Europea publicó su propuesta sobre la Reserva de Ajuste al Brexit (BAR por sus siglas en inglés). Este instrumento, acordado por los líderes europeos en julio, tiene como objetivo ayudar a contrarrestar las consecuencias económicas y sociales adversas en los Estados miembros y los sectores más afectados por el Brexit.

Alcance y medidas apoyadas

El instrumento tendrá un presupuesto global de 5.000 millones de euros que irán destinados a apoyar a las empresas y el empleo en los sectores afectados, ayudando a las regiones y comunidades locales, incluidas las que dependen de las actividades pesqueras en aguas británicas. Asimismo, el BAR también puede apoyar a las administraciones públicas en el buen funcionamiento de los controles fronterizos, aduaneros, sanitarios y fitosanitarios, y en garantizar los servicios esenciales a los ciudadanos y empresas afectados.

La aplicación del BAR pretende ser rápida y flexible, cubriendo los gastos de cualquier Estado miembro durante un período de 30 meses. El instrumento se distribuirá en dos rondas:

• La gran mayoría de los 5.000 millones mediante prefinanciación en 2021, calculada sobre la base del impacto previsto en el final del período de transición en la economía de cada Estado, teniendo en cuenta el grado relativo de integración económica con el Reino Unido, incluido el comercio de bienes y servicios, y las repercusiones negativas en el sector pesquero de la UE;

• Un tramo más pequeño de apoyo adicional en 2024, en caso de que los gastos reales superen la asignación inicial, justificando así la necesidad de una solidaridad adicional por parte de la UE. Para tener derecho a los reembolsos con cargo la este último tramo del BAR, los Estados tienen que demostrar la relación directa de sus reclamaciones con el Brexit. Se aplicará el sistema habitual de control y gestión financiera de los fondos de la UE.

El BAR puede apoyar diversas medidas entre las que se incluyen el apoyo a la empresa y comunidades locales, especialmente las que dependen de las actividades pesqueras en las aguas británicas; el apoyo al trabajo mediante planes de trabajo de corta duración, readaptación profesional y capacitación y otras acciones para garantizar el funcionamiento de los controles fronterizos, aduaneros, sanitarios y fitosanitarios y de seguridad, el control de la pesca o los regímenes de certificación y autorización de productos. También puede financiar campañas de comunicación, y sensibilización dirigidas a ciudadanos y empresas.

Reparto entre los Estados miembros
El 12 de enero se publicó lo reparto de los 4.000 millones de euros de prefinanciamento entre Estados miembros, conforme a los criterios establecidos en el Anexo I de la propuesta. España es el séptimo país receptor en asignación total con 173 millones de euros por detrás de Irlanda (991), Países Bajos (713), Alemania (429), Francia (396), Bélgica (305) y Dinamarca (233).

600 millones de euros se reparten en función del valor del pescado capturado en Reino Unido y 3.400 en función del comercio de bienes y servicios entre los países afectados y Reino Unido.

Próximos pasos
El Reglamento propuesto tendrá que ser aprobado por el Parlamento y el Consejo.

Declaración política sobre el BAR de la CRPM
En este sentido, la Comisión de Regiones Periféricas Marítimas (CRPM) -donde participa Galicia como líder de la task force Brexit en la Comisión del Arco Atlántico (CAA)- emitió a mediados de diciembre una declaración política sobre el BAR en la que aludía a la importancia que deben tener las autoridades locales y regionales para impulsar la aplicación del instrumento.

En ella, la CRPM defiende la necesidad de que las regiones puedan optar a la financiación, demanda que la evaluación de las solicitudes sea objetiva y transparente y existan salvaguardas para evitar una distribución desequilibrada de los recursos. Se destaca también la importancia de que la financiación se concentre en las esferas en las que más se necesitan, prestando especial atención a las regiones con fuertes vínculos geográficos y económicos con el Reino Unido, y que el instrumento tiene que comenzar a funcionar lo antes posible, garantizando que los fondos puedan desembolsarse de manera rápida y eficiente.

Antecedentes
El Reino Unido dejó la UE el 1 de febrero de 2020. Mismo con el nuevo Acuerdo de Comercio y Cooperación entre la UE y el Reino Unido en vigor de manera provisional, hay grandes cambios ya que el Reino Unido dejó el Mercado Único y la Unión Aduanera, así como todas las políticas de la UE y los acuerdos internacionales, y puso fin a la libre circulación de personas, bienes, servicios y capitales con la UE. Esto creó -en ambas direcciones- obstáculos al comercio de bienes y servicios, así como obstáculos a la movilidad y a los intercambios transfronterizos.

Para más información: Comisión Europea
Preguntas y respuestas: La Reserva de Ajuste de Brexit
"La UE y el Reino Unido - Preparándose para el final del período de transición"
Propuesta de una reserva de ajuste de Brexit
Conclusiones del Consejo Europeo del 17 a 21 de julio 2020
Declaración política de la CRPM

© Fundación Galicia Europa

ContactoAviso Legal