El tercer informe encargado por la Xunta al Instituto Universitario de Estudios Europeos Salvador de Madariaga sobre esta materia apunta a la necesidad de que el pacto quede ligado al acceso mutuo a los recursos, a las zonas pesqueras y al mercado, manteniendo unas relaciones pesqueras semejantes a las actuales

La comunidad gallega lamenta la incertidumbre sobre las negociaciones entre la Unión Europea y el Reino Unido tras tres rondas de contactos sin resultados

El Ejecutivo gallego recuerda que la falta de acuerdo afectaría a las descargas de pescado de buques de bandera británica en los puertos de Celeiro y Burela, que carecen de instalaciones y medios humanos para realizar controles laborales o fronterizos a los buques no comunitarios

La conselleira del Mar, Rosa Quintana, mantuvo hoy sendas reuniones de trabajo con representantes del sector pesquero de Burela y Celeiro para analizar distintas cuestiones de interés para las empresas locales entre las que se encuentra la negociación pesquera ante la salida del Reino Unido de la Unión Europea. La titular de Mar y los responsables de las organizaciones pesqueras de la Marina lucense evaluaron la situación de incertidumbre actual por el brexit, lamentaron los bandazos del proceso y coincidieron en la necesidad de trabajar para conseguir un acuerdo de pesca a largo plazo que garantice la sostenibilidad de los recursos y mejore lo reparto de los totales admisibles de capturas (TAC) y cuotas.

Durante ambos encuentros, en los que también participó la presidenta de Portos de Galicia, Susana Lenguas, las representantes del Ejecutivo gallego y los responsables de las entidades pesqueras destacaron la importancia de estar alerta ante los efectos del brexit e incidieron en la trascendencia de que la actividad extractiva quede ligada al acceso mutuo a los recursos, a las zonas pesqueras y al mercado. Se trata de una demanda que permitiría dar estabilidad al sector y que concuerda con las conclusiones del último informe elaborado por el Instituto Universitario de Estudios Europeos Salvador de Madariaga bajo encargo de la Xunta sobre Las relaciones pesqueras entre la Unión Europea y el Reino Unido tras el brexit.

Este estudio, el tercero de este tipo que realiza el instituto dependiente de la Universidade da Coruña para la Administración gallega y que fue analizado en los encuentros con el sector, advierte de la necesidad de conseguir un acuerdo de retirada puesto que su ausencia dificultaría el desembarque de los productos pesqueros en los puertos de ambas partes y derivaría en trabas administrativas, arancelarias y sanitarias. Por eso, apuesta por mantener unas relaciones pesqueras semejantes a las actuales pero enmarcadas en el derecho internacional y por poner en relación los acuerdos ya existentes y los compromisos adquiridos en el marco de la Comisión de Pesqueiras del Atlántico Noreste (Neafc).

La llave del acuerdo, destaca el informe de la entidad dirigida por el profesor José Manuel Sobrino, es que refleje el equilibrio de fuerzas entre las partes mediante el acceso mutuo a los recursos y el acceso al mercado, puesto que, subraya, el libre acceso a las aguas y puertos es indisociable del libre comercio y del acceso de los productos del mar de Reino Unido al mercado de la Unión Europea.

Negociación con el Reino Unido

La conselleira del Mar y los representantes del sector pesquero lucense lamentaron la incertidumbre existente en la actualidad sobre se habrá acuerdo o no, lo que complica la planificación de la actividad por parte de las empresas del sector. Hasta el momento ya se celebraron tres rondas de negociación -en marzo, abril y mayo- entre el Reino Unido y la UE y este mes comenzó la cuarta sin que por el momento se pudiera cerrar un pacto.

Entre las dificultades que implicaría a no consecución de un acuerdo de pesca tras el brexit está la ausencia de instalaciones y medios humanos para un puesto de inspección fronteriza para los productos en los puertos de Burela y Celeiro así como para realizar otros controles laborales y fronterizos de personas. Del mismo modo, se deberían dictar las instrucciones pertinentes para el control de los buques de bandera británica que atraquen en esos muelles.

La consecución de un acuerdo pesquero entre la UE y Reino Unida tiene especial importancia para los puertos de Galicia puesto que la comunidad cuenta con intereses y capital en cerca de medio ciento de buques de bandera británica y de Malvinas, de los cuales más de 30 faenan en aguas europeas y son susceptibles de efectuar desembarques de pescado fresco o congelado en muelles gallegos, entre ellos los de Celeiro y Burela.

La titular de Mar abordó esta y otras cuestiones con los representantes de Armadores de Burela SA (ABSA), de la Organización de Productores Pesqueros de Lugo y de la cofradía de pescadores de Burela en una primera reunión y con miembros de la Organización de Productores Pesqueros de Celeiro, de Puerto de Celeiro y de la cofradía de pescadores local en la segunda.

© Fundación Galicia Europa

ContactoAviso Legal